¿Sabes qué es un cheque regalo?

A nadie le sorprende ya oír hablar de tarjetas de regalo, es un concepto muy habitual en nuestro día a día. Todos compramos o recibimos tarjetas de regalo en nuestros cumpleaños o por Navidad. Pero desde hace un tiempo hemos empezado a escuchar las palabras “cheques regalo” y nos hace preguntarnos qué son exactamente estos cheques.

Por norma general los cheques regalo tienen el mismo funcionamiento que las tarjetas regalo. Son un modo de comprar un regalo sin necesidad de elegir exactamente el producto, solamente la tienda donde puede canjearse y la cantidad de dinero que la persona que reciba el regalo podrá gastar.

Una de las diferencias reside en la presentación del regalo. Las tarjetas tienen un formato más pequeño, como una tarjeta de crédito que podemos llevar en el monedero, mientras que los cheques regalo suelen cuidar más la presentación, son más grandes, incluyen sobres o envoltorios y también fotografías o imágenes relacionadas con el motivo por el que hacemos el regalo. Suelen ir acompañadas de frases del tipo “Feliz cumpleaños”, “Disfruta de tu día” o “¡Enhorabuena!”.

Pero la principal diferencia entre ambos tipos de regalo está en la entrega. Las tarjetas se compran físicamente en la tienda y el regalo se entrega en mano. Para los cheques existen más posibilidades que facilitan la tarea a la persona que regala. Los cheques pueden imprimirse en el momento de compra para luego entregar con el envoltorio que se quiera o como complemento a otro regalo. Otra opción es enviar por e-mail el cheque regalo, es una buena opción para regalar a personas que viven lejos de nosotros y que pueden recibir nuestro regalo en casa e imprimir lo ellos mismos. Para hacer un regalo más personalizado a aquellos que se encuentran lejos se puede enviar el cheque regalo por correo postal o en una caja especial.

Como veis, la esencia http://wherecanibuycialisonline.com/cialis-and-alcohol-the-impact-side-effects-and-what-to-do/ del cheque regalo es la misma que la tarjeta regalo pero tiene más posibilidades de presentación. Y si regalas o te regalan un cheque regalo que no te convence mucho, siempre puedes venderlo para poder comprar algo que realmente te guste.